ALIMENTOS RICOS EN COLAGENO

El colágeno es uno de los componentes más importantes de nuestro cuerpo. Se encuentra en él de forma natural abarcando entorno al 30% de las proteínas. A medida que vamos cumpliendo años, los niveles de esta proteína van disminuyendo.

Son secretadas por las células del tejido conjuntivo como los fibroblastos, así como por otros tipos celulares. Es el componente más abundante de la piel y de los huesos, cubriendo un 25 % de la masa total de proteínas en los mamíferos.

A los 40 años producimos la mitad de colágeno que en la adolescencia. Esto genera un envejecimiento y una pérdida de flexibilidad importante en los tejidos que contienen colágeno.

Este envejecimiento puede hacerse más lento mediante una dieta rica en esta proteína y con suplementos de calidad. Los alimentos que más promueven la producción de colágeno son: el pollo, el pescado, las carnes rojas, la soya y la gelatina sin azúcar.

Entre los beneficios del colágeno se encuentran:
1. Ayuda a pegar la piel a los músculos y así evitar la flacidez en el cuerpo, especialmente en los brazos, las piernas y el abdomen
2. Puede disminuir el dolor, la inflamación y la rigidez de la artritis reumatoide, la osteoartritis, la artritis juvenil y la gota
3. Interviene en la reparación del tejido de los cartílagos
4. Fortalece los huesos, las articulaciones y las uñas
5. Mejora la firmeza de la piel y ayuda a cicatrizar las heridas
6. Fortalece el pelo
7. Ayuda al cuerpo a recuperarse después del ejercicio

Alimentos ricos en colágeno:
Contienen esta proteína la carne de pollo, de cerdo, pavo, pescado, venado, vaca, cabra, bisonte, caballo, venado o buey, entre otros. Está presente de una forma mayor en partes como las patas del cerdo o la piel de la vaca.

• Alimentos ricos en vitamina C: Presente en frutas como el kiwi, la naranja, el limón, el pomelo, la piña, el melón o el mango. También en varios tipos de verduras como las coles de Bruselas o el repollo; así como en el pescado o la carne de res, aunque estos dos últimos también cuentan con su propio contenido de colágeno.

• Verduras: La mayoría de las verduras cuentan con la capacidad de ayudar al organismo a producir colágeno. El repollo, la berza, la col, la escarola, la coliflor, la espinaca o la berenjena son también muy positivos, en este sentido.

• Alimentos con aminoácidos: Los productos ricos en lisina y prolina son útiles para formar todos los tipos de colágeno. Esas sustancias están presentes principalmente en los lácteos, aunque también se pueden encontrar en la clara del huevo, en las carnes magras y en los pescados azules.

• Frutos rojos: Contienen licopeno, una sustancia que, además de ser un buen antioxidante, contribuye a la secreción de colágeno. Principalmente, lo contienen los pimientos, el tomate y la remolacha; aunque también la sandía, las cerezas, las fresas o las frambuesas.

• Alimentos con ácidos grasos poliinsaturados: Presentes sobre todo en el aceite vegetal de semillas (girasol o soja), los pescados azules, el marisco y las verduras de hoja verde.
• Frutos secos: Será positivo para incrementar la producción de colágeno comer de forma frecuente nueces, piñones, avellanas, anarcados, castañas, pistachos, semillas de calabaza, pipas de girasol o almendras.

• Alimentos con genisteína: Es una sustancia química con la habilidad de estimular al organismo para elaborar colágeno. Es uno de los componentes estrella de la leche de soja, aunque también está presente en algunos tipos de queso.

• Alimentos con azufre: El azufre es un componente extraordinario para ayudar a la producción de colágeno. El pollo, el pato, el ajo, el perejil, la cebolla, el plátano, el té, el rábano picante, el tofu, el maní, el coco o la papaya contienen este elemento.

Older Post Newer Post


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published